domingo, 29 de junio de 2014

Te quiero libre


Hoy me he encontrado en un cartón 
un mensaje cuanto menos sugerente
te quiero libre corazón
eres para mi y sobre todo indenpendiente

eres como las olas de algún mar
tarde o temprano vuelven a mi lado
eres como un ave rapaz
planeas a tu aire y comes de mi mano

te siento mía, te siento de la gente
pero eres tuya no existe ningún dueño
vuelas alto y libre, más alto que tu mente
vives realidades pintadas como sueños



sábado, 28 de junio de 2014

Tormenta de ideas V


Cerebros magullados en brazos de la euforia
pasan un rato raro girando como norias
quieren salir corriendo los vestidos de novia
pasando mala tarde, empezando otra historia

Sacan de primer plato un manjar magistral
con un poco de laca como aliñe principal
no miran de reojo cuando dan marcha atrás
creen que con la intuición van a llegar a más

Se oye un crujir nervioso que comienza muy lejos
pero viene deprisa, rebota en los espejos
una bonita nutria nadando aquí en un vaso
se cambia de avenida porque no la hacen caso

Son tormenta de ideas que ayudan a opinar
que una lluvia de letras no se debe interpretar
se malgasta la tinta por intentar arar
un folio de oficina con ganas de olvidar

lunes, 23 de junio de 2014

Una apuesta que apesta


Mientras existan más balas que corazones tallados                    
más risas fosilizadas que gritos acompasados
más máscaras en directo que la acción de dar la cara
más puñetazos ahumados que abrazos en la recámara
mi apuesta por el humano, más que una apuesta me apesta

Mientras los uniformados quieran dirigir las razas
caducos telediarios laven mentes a mansalva
los políticos de turno no dejen a Noé en las arcas
las sombras pinten de negro las luces de la galaxia
mi apuesta por el humano, más que una apuesta me apesta

Mi apuesta por el humano por el momento me apesta
si aparece una esperanza viene alguno y la patea
debo tener una mal día por eso hoy ya no apuesto
debo tener mala racha, soy un humano y apesto

Tiempo en paro


El tiempo no tiene prisa
la lluvia seca el asfalto
los cafés de la avenida
emborrachan demasiado
los periódicos del día
sin titulares se han dado
se moldean las esquinas
para evitar esquinazos
un pájaro está que trina
porque el tiempo se ha parado

jueves, 12 de junio de 2014

Cuéntame un cuento


Me han vuelto a contar el cuento del ciego que por mirada
lleva los brazos abiertos para albergar madrugadas
y del perro lazarillo que entre tantos cigarrillos
le acompaña en la escarpada mientras silba con los grillos

del manco que te saluda con su lengua talludita
y se deshace en abrazos con los labios mientras grita
para ahuyentar los augurios que viven en las terraza
de los vecinos del sexto que viven de la matanza

de la matanza de aromas para pulir escombreras
y siempre se sienten bien con su té de adormidera
que lo comparten contigo si les cantas bulerías
baladas o un rock and roll o recitas porquerías

Me han vuelto a contar el cuento de la princesa con barba
que nunca se enamoró pero siempre en la batalla
supo hacerse respetar, se hizo un hueco con astucia
enseñaba bien los dientes como el que la rabia anuncia

del enano maravilla que llegaba al medio metro
pero que usó por tacones grandes bloques de cemento
y miraba a los ecuánimes desde su larga estatura
para poder demostrar que nadie es una basura

sábado, 7 de junio de 2014

Silencio














En la cima de la montaña sólo se escucha silencio
panorámicas estrictas, aves rapaces, silencio
eternos valles eternos traficando su silencio
salpicado de colores bañados con el silencio

Sentado sobre una piedra mirando la luz del día
ordenando la cabeza ignorando la desidia
el tiempo goza parado de la frágil lejanía
respirando el aire fresco vestido con energía

El silencio está arropado esquivando que hace frío
sabe que es un bien extinto que no debe estar vacío
bebe un trago de aguardiente que destila del rocío
y saluda a sus amigos mientras se tumba en el río

Sólo un vacilón arpegio
puede retar al silencio
sólo la música innata puede
por un corto plazo
ocupar su reino

lunes, 2 de junio de 2014

Los abrazos reservados


Qué ganas tenía de sacarlos, de poderlos estrenar
Fernando Ureña Rib
que les de el viento una mano sin volverlos a pintar
qué ganas de correrías, de que se vayan de cañas
los abrazos reservados desde hoy tienen mañana

Mucho tiempo en un armario cubriendo la retaguardia
aguantando titulares era el turno de la rabia
muchas hojas calendario arrancadas sin medida
como se nota que algunos tienen la vida torcida

Los abrazos reservados han encontrado a su dueña
y ríen desconsolados por esta noticia buena
corren sin mediar palabra y ordenados hacen fila
para oficiar al detalle y brindar con un tequila

Los abrazos reservados desembocan en sonrisas
que amenizarán su cara y sin entrar en pesquisas
surge el efecto al instante han hecho su cometido
otra mirada perdida ha encontrado su destino